Los debates sociales son necesarios para resolver el problema cultural de Argentina

Buenos Aires, 9 de noviembre de 2018.


El Prosecretario General de Redacción de La Nación, Carlos Reymundo Roberts, fue invitado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de empresa al 5to foro para conversar sobre “La Argentina imposible”. Durante el encuentro Reymundo Roberts, destacó sobre la necesidad de debates sociales para superar el problema cultural que existe en nuestro país.

“La grieta está desapareciendo”, comenzó el orador. Para que exista una grieta se precisan dos bloques enfrentados. “Cuando hay una grieta, un lado necesita la destrucción del otro (…). Este gobierno no tiene una prédica contra el kirchnerismo. La grieta tiende a achicarse, a desaparecer”, agregó.

Mencionó cuatro temas que han provocado grietas en la sociedad argentina: el divorcio vincular, el matrimonio homosexual, el aborto y la identidad de género.

Al respecto rescató el espíritu de ACDE sobre la importancia y la necesidad de dialogar, de conversar. “En una sociedad, hay distintas opiniones. Sentémonos a conversar”. “Yo creo que el problema de la Argentina pasa exclusivamente por un tema de valores culturales. ¿Qué hay que hacer? Estos debates sociales son buenos, conversar más e incluso, ceder”.

Luego agregó “ir por todo también es un problema. No existe en una sociedad abierta y pluralista al ir por todo. Esto se resuelve con un cambio cultural. No es una guerra, no hay que ir por todo. A veces se gana y a veces no”. Reymundo Roberts definió la dimensión cultural “como una forma de comunicarnos, los valores que tenemos como sociedad, la forma en que premiamos y castigamos. Los valores culturales son la primera causa de la grieta”.

En esta línea continuó diciendo: “la historia Argentina es una historia de grietas: unitarios y federales, Menotti y Bilardo, Sugus y Billiken. Y en la política pasa lo mismo, siempre hay una oposición”. Luego animó a los presentes a abrir espacios para debatir, para conversar, para resolver disputas o conflictos de una manera pacífica. “Hay que saber conducir para llegar a destino sin provocar un choque, sin que haya heridos”, concluyó.

La grieta que más le preocupa es la de la pobreza: “en esta crisis económica que estamos viviendo, se manifiesta el hambre. Hay mucha pobreza, gente que vive muy mal. Es una grieta extraordinaria”. Resaltó la importancia de sentarse a conversar sobre este tema para encontrar caminos de solución entre los distintos actores. “El gran acuerdo nacional que necesitamos es cómo combatir la pobreza”, finalizó.