Enrique Cristofani: “La clave es trabajar en red, articular el sector público con el privado”

Como antesala del XXI Encuentro Anual ACDE “Hacia una Argentina integrada y plural” el 8 de mayo se llevó a cabo el 2do Foro Almuerzo de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) “Articulaciones Virtuosas: cómo la inclusión construye ciudadanía”.

 

Enrique Cristofani, Presidente del Banco Santander Río, y Silvia Flores, Directora Ejecutiva de la Cooperativa “La Juanita”, compartieron la experiencia de articulación que lograron a partir de la cual cumplieron el objetivo de bancarizar a personas en situación de vulnerabilidad social y económica al mismo tiempo que consiguieron crear un modelo de negocio que los incluye laboralmente.

Juan Vaquer, Presidente de ACDE, fue el moderador de este encuentro y enfatizó la importancia de ser creativos, correr riesgos y animarse a hacer las cosas de manera diferente para encontrar soluciones a las dificultades que se tienen todos los días. Precisamente el proyecto entre Banco Santander Río y Cooperativa La Juanita surge con el fin de solucionar un problema que las zonas vulnerables del Gran Buenos Aires aún poseen. “Caminábamos 5 km para llegar a un cajero automático. El Santander Río fue el banco que dijo que sí pensando en mejorar la calidad de vida del barrio” explicó Silvia Flores y destacó: “Lo importante, el sello distintivo de este proyecto, es que no fue una acción de RSE. Era un proyecto que venía para quedarse, para transformar la realidad de las personas y así lo hizo. Nosotros no sólo queríamos cajeros, queríamos la posibilidad de bancarizarnos aunque no supiéramos del tema, porque nunca habíamos tenido esa posibilidad. Así nació la sucursal de la inclusión financiera y hoy miles de personas de nuestro barrio estamos bancarizadas gracias a eso”.

Por su parte, Enrique Cristofani se centró en la importancia de la escucha: “Como empresa líder tenemos la responsabilidad de escuchar a la sociedad, así comenzó este trabajo con La Juanita. Hoy abrimos tres sucursales más en distintos puntos porque queremos acelerar el proceso de inclusión social. Ya tenemos más de 250 mil personas involucradas”. En esta línea, Silvia profundizó: “Desde el banco no nos impusieron nada, sino que vinieron a conversar con nosotros y a pensar en conjunto qué podíamos generar para mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad y que sea a la vez un negocio para ellos. Este proyecto surge de una decisión política de una empresa que decide escuchar de verdad una necesidad concreta y pensar con esa comunidad en posibles soluciones sustentables en el tiempo. Hoy tenemos personas trabajando en la sucursal y también en el call-center del Santander dentro de La Juanita”.

Para concluir, Cristofani destacó: “La clave es trabajar en red, identificar los líderes sociales de una comunidad y a partir de eso articular con el sector público y también con el privado”.