Reflexión de inicio de año por Juan Vaquer

A continuación compartimos la reflexión de nuestro presidente, Juan Vaquer, para este nuevo año.

El domingo pasado celebramos la Epifanía del Señor; esa “venida de los Reyes Magos” nos trae tiernos recuerdos de infancia y brinda una ocasión excelente para meditar la palabra de Dios.

Quiero compartir con mis consocios y amigos de ACDE un par de breves reflexiones al respecto.

La lectura bíblica nos relata cómo los magos de Oriente se pusieron en camino siguiendo la estrella. Abandonaron la seguridad y bienestar en su lugar de origen para dirigirse a Jerusalén, y de allí a Belén, para encontrar al niño Jesús. Y lo hicieron en una época en que los viajes no solamente eran largos y penosos, sino también peligrosos. Este pasaje nos insta a cada uno de nosotros a abandonar la comodidad, a salir de nuestra zona de confort y estar dispuestos a asumir riesgos para acercarnos a Jesús y a su mensaje.

La Sagrada Escritura cuenta también que cuando los magos encontraron al niño le rindieron homenaje y le ofrecieron dones. ¿Cómo podemos nosotros homenajear a Cristo? ¿Cuál es el oro, la mirra y el incienso que podemos ofrecerle? Como dirigentes, profesionales, asesores o empleados de empresa podemos hacerlo comprometiéndonos a que las empresas en las que actuamos sean fuente de bien común, promotoras de la dignidad de la persona humana, creadoras de riqueza sustentable.

Rezo entonces para que, en este año que comienza, Dios nos conceda fuerza y determinación para, emulando a los magos de Oriente, empeñarnos en buscar a Jesús y adorarlo donándole nuestro esfuerzo y talentos como cristianos comprometidos, y para que desde ACDE seamos compañía y apoyo en ese camino.