Mensaje de Juan Vaquer por Cuaresma

A continuación compartimos la reflexión de nuestro presidente, Juan Vaquer, para el tiempo de Cuaresma.

Estimados consocios y amigos de ACDE:

El tiempo de Cuaresma, que hoy iniciamos, coincide con el inicio pleno del año laboral. Es un tiempo muy adecuado para despojarnos de nosotros mismos y revisar nuestros comportamientos empresariales.

Seamos empleados, profesionales, directivos o emprendedores, todos tenemos que ponernos en comunión con el Creador a través del modo en que nos relacionamos con su creación.

El Papa Francisco nos advierte, con claridad, que cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre lleva a la explotación de la creación, de las personas y del medio ambiente, según la codicia insaciable que considera todo deseo como un derecho y que antes o después acabará por destruir incluso a quien vive bajo su dominio.

En estos tiempos en que la crisis, que golpea puertas, puede llevarnos a tomar decisiones que no condicen con nuestros valores cristianos, la Cuaresma es momento propicio para detenernos a analizar nuestras acciones, arrepentirnos de lo que hemos hecho mal y corregir rumbos. No dejemos pasar esta oportunidad que se nos concede de redimirnos y volver junto al Padre.

Los invito a peregrinar, cada uno por nuestro desierto, con ayuda del ayuno que templa, la limosna que nos enseña a “largar” aquello que atenazamos, y la oración, para que Cristo nos conduzca.

Que esta Pascua sea para nosotros el pasaje que nos aleje de la desesperación de la crisis, que muchas veces nos empuja a “llevarnos puestos a los demás”, y nos convierta en el lucero del alba, el que anuncia que se termina la noche y que la mañana está por llegar.

Juan Vaquer